La ciencia de Ultraceramic®

Numerosos estudios científicos avalan las propiedades saludables y de recuperación de la tecnología de InfraRojo Lejano

Activa la molécula de agua y realza la capacidad del oxígeno del cuerpo.

El agua está en el cuerpo y en la sangre en más de un 80%, la molécula del agua en sangre se presenta de la forma: (4 moléculas del hidrógeno combinada con una molécula del oxígeno) que no pasa a través de la membrana de la célula y causa intercambio de sustancias con histiocitos.

El infrarrojo puede causar resonancia con la molécula de agua y hacer que se convierta en una sola (2 moléculas de hidrógeno combinadas con 1 de oxígeno) aumentado así la capacidad de oxígeno en el cuerpo y mejorando la actividad celular.

Mejora sistema micro circulatorio

Una molécula de agua puede entrar y salir libremente en la célula, convirtiendo la electricidad en energía térmica a través de la resonancia; lo cual eleva la temperatura subcutánea, aumenta la dilatación capilar y acelera la velocidad de la corriente de la sangre. Al abrirse los capilares, la presión del corazón puede ser reducida y los residuos del metabolismo eliminados con mayor facilidad (eliminación toxinas y metales pesados).

A grandes rasgos los infrarrojos mejoran la regeneración endotelial de los vasos sanguíneos, al mismo tiempo que favorecen la producción de óxido nítrico en el endotelio de los mismos. Ese óxido nítrico tiene una acción vasodilatadora lo que favorece un mayor aporte sanguíneo a la zona que está recibiendo dichos infrarrojos.

Acelera el metabolismo

Si se mejora el sistema micro circulatorio, la basura del metabolismo será descargada rápidamente, reduciendo la carga del hígado y del riñón.

Mantiene balance del ácido con la alcalinidad en el cuerpo

El infrarrojo lejano purga la sangre y mejora su valor de pH. Previene el dolor de los ligamentos y huesos causado por la concentración en exceso del ácido úrico.

Mejora la regeneración endotelial de los vasos sanguíneos

favoreciendo al mismo tiempo la producción de óxido nítrico en el endotelio. Esto tiene una acción vasodilatadora que contribuye a un mayor aporte sanguíneo a la zona que esta recibiendo dichos infrarrojos.

Es destacable el efecto antiinflamatorio y analgésico derivado del propio aumento de la vascularización que permite que los mediadores de la inflamación lleguen antes y en mayor cantidad al foco doloroso, acelerando además el proceso de cicatrización por el mayor aporte sanguíneo y por consiguiente de oxígeno.

Acelera la recuperación tras el esfuerzo

y favorece el calentamiento muscular, equilibra las cargas musculares, previene lesiones, alivia el dolor músculo-esquelético, acelera la cicatrización, mejora el descanso nocturno, estabiliza la postura, reduce el mareo y ayuda al equilibrio, etc.

Disminuye la apoptosis o muerte celular

lo que lo dotaría de cierto efecto anti-envejecimiento.